churros1

¿Qué quieren que les diga?
No se realmente como empezar, y es que tengo que contarles que escribir mi blog, se me está haciendo muy difícil… ya estoy pensando en cerrarlo, y es que……

 

 

 

¡¡¡ El lunes empecé mi dieta !!!

El año pasado, mi marido se fue a Londres por tres meses con una beca, y yo me propuse que, mientras el no estuviera, adelgazaría, y lo logré!!
bajé 10 kilos.

Me compré ropa nueva y todo. Cada vez que pasaba por un espejo me quedaba mirando, como enamorada de mi nueva yo, jajaja.

Pero, como no todo es algodón de dulce en la vida… de a poco fui dejando la dieta, primero con unas maravillosas mini vacaciones en Montevideo (DULCE DE MEMBRILLO, QUESOS, DULCE DE LECHE, FACTURITAS, MEDIALUNAS, ASADOS, CHIVITOS, ETC.) luego el verano, el campo, las celebraciones, que la pascua, que el año nuevo, juntarse con los amigos y obviamente mi obsesión ridícula por cocinar cosas dulces.

Cuento corto: he engordado 5 kilos, ósea estoy entre flaca y gorda, ósea rellenita :/, y eso no mola, como dice mi amiga Lady Ginger, que es española.

Fueron muchos: “el lunes empiezo”

….. pero ahora si que si, y es que he tocado fondo:

¡¡¡Aprendí a hacer churros!!!

Aquí les dejo la receta; los hacen y se los comen bajo su responsabilidad.

CHURROS CASEROS

500 grs. de harina.
500 cc. de agua temperatura ambiente.
3 cucharadas de aceite.
1 cucharadita de sal.

El paso a paso (nótese, con voz de “El gourmet”)

1- Cernir la harina con la sal, agregar el aceite y agua, amasar.
2- En una olla “cocer” la masa hasta que se despegue de los bordes.
3- Poner la masa en manga pastelera o churrera y freír en aceite bien caliente
4- cuando estén dorados sacar del aceite y espolvorear azúcar flor o untar en manjar (dulce de leche).

TIPS: para contrarrestar el olor a fritura:
Colocar una ramita de perejil fresco en el aceite de freír/ encender una vela/ hervir unas cáscaras de naranja con una rama de canela mientras se fríe/ poner un recipiente con vinagre cerca de donde se fríe.

Después me cuentan como les va.
O mejor no me cuentan, porque yo estoy a dieta.

¡¡¡He dicho!!!

Sin más que contarles, en su tercer día de dieta, se despide su servidora.
LadyEspe.